venaocontraluz.jpg

Reglamento (UE) nº 150/2011 de la Comisión

L46/14 Diario Oficial de la Unión Europea 19.2.2011

Reglamento (UE) nº 150/2011 de la Comisión de 18 de febrero de 2011 por el que se modifica el anexo III del Reglamento (CE) n o 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que se refiere a la caza de cría y la caza silvestre y a la carne de caza de cría y de caza silvestre

(Texto pertinente a efectos del EEE)

LA COMISIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, Visto el Reglamento (CE) n o 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal, y, en particular, su artículo 10, apartado 1.

Considerando lo siguiente:

(1) El Reglamento (CE) n o 853/2004 establece normas específicas de higiene para los alimentos de origen animal. Establece, entre otros, requisitos para la producción y la comercialización de carne procedente de la caza de cría y la caza silvestre. Los operadores de empresa alimentaria deben velar por que este tipo de carne solo se comercialice si su producción es conforme a las secciones III y IV del anexo III de dicho Reglamento.

(2) Con arreglo al anexo III, sección III, del Reglamento (CE) n o 853/2004, los operadores de empresa alimentaria, con la autorización de la autoridad competente y en determinadas condiciones, pueden sacrificar en el lugar de origen ratites de cría y determinados ungulados de cría. Dichas condiciones incluyen, entre otras, que los animales sacrificados vayan al matadero acompañados de una declaración del operador de empresa alimentaria que los haya criado y de un certificado expedido y firmado por el veterinario oficial o autorizado.

(3) El certificado expedido y firmado por el veterinario oficial o autorizado debe dejar constancia de los resultados satisfactorios de la inspección ante mortem, de la correcta ejecución del sacrificio y el sangrado y de la fecha y hora en que tuvo lugar el primero.

(4) El Reglamento (CE) n o 1099/2009 del Consejo, de 24 de septiembre de 2009, relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza, establece normas sobre la matanza de animales criados o mantenidos con vistas a la producción de alimentos, lana, cuero, piel u otros productos. De conformidad con dicho Reglamento, los explotadores de empresas deben velar por que determinadas operaciones de sacrificio las realicen únicamente personas que dispongan de un certificado de competencia para tales operaciones, que atestigüe su capacidad para llevarlas a cabo con arreglo a las normas establecidas en ese mismo Reglamento.

(5) De acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento (CE) n o 1099/2009, la presencia del veterinario oficial o autorizado en todo momento durante el sacrificio y el sangrado en la explotación puede considerarse innecesaria si los explotadores de empresa alimentaria que realizan las operaciones de sacrificio disponen del nivel de competencia adecuado y poseen un certificado de competencia para tales operaciones. En tales casos, debería permitirse que dejaran constancia del sacrificio y sangrado adecuados, así como de la fecha y hora del primero, los explotadores de empresas alimentarias en lugar del veterinario oficial o autorizado.

(6) Asimismo, en el anexo III, sección IV, capítulo II, del Reglamento (CE) n o 853/2004 se establece que, una vez muerto el animal de caza mayor, la persona con formación procederá cuanto antes a efectuar un examen del cuerpo y, en su caso, de las vísceras extraídas, para observar características que puedan indicar que la carne presenta un riesgo sanitario. Si durante el examen no se detectan características anómalas que puedan indicar que la carne presenta un riesgo sanitario, antes de cobrada la pieza no se observa un comportamiento anómalo ni hay sospechas de contaminación ambiental, la persona con formación debe fijar al cuerpo del animal una declaración numerada al respecto.

(7) La experiencia en la aplicación de estas normas demuestra que es razonable contemplar la posibilidad de no fijar la declaración al cuerpo del animal y que una declaración se refiera a más de un cuerpo, siempre y cuando se establezca y garantice un vínculo claro entre los cuerpos de los animales y la declaración a ellos referida.

(8) El Reglamento (CE) n o 1774/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de octubre de 2002, por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados al consumo humano, fija normas en materia de salud animal y pública aplicables a la recogida, el transporte, el almacenamiento, la manipulación, la transformación y la utilización o eliminación de subproductos animales, con el objeto de impedir que esos productos entrañen algún tipo de riesgo para la salud humana o animal. En el capítulo VII del anexo VIII de ese mismo Reglamento se establecen los requisitos para la producción de trofeos de caza.

(9) Además, con arreglo al mencionado Reglamento, las plantas técnicas deben estar sujetas a la autorización de la autoridad competente, para lo cual deben cumplirse determinadas condiciones. Dichas condiciones incluyen, entre otras, la obligación de que la planta técnica respete los requisitos específicos de producción fijados en ese Reglamento.

(10) En el anexo III, sección IV, capítulo II, del Reglamento (CE) n o 853/2004 se establece que, en el caso de la caza mayor silvestre, no es necesario que el cuerpo vaya al establecimiento de manipulación de caza acompañado de la cabeza y las vísceras, excepto en el caso de las especies propensas a la triquinosis, cuyo cuerpo debe ir acompañado de la cabeza (salvo los colmillos) y el diafragma.

(11) En algunos Estados miembros en los que existe una larga tradición cinegética, es costumbre utilizar la cabeza entera de los animales, incluidos los propensos a la infestación por triquinas, como trofeo de caza. Los requisitos del anexo III, sección IV, capítulo II, del Reglamento (CE) n o 853/2004 plantean dificultades a los cazadores y a las plantas técnicas por lo que se refiere a la producción de trofeos de caza en el caso de las especies propensas a la infestación por triquinas.

(12) Por tanto, debería darse la posibilidad a la autoridad competente de autorizar el envío de cabezas de animales propensos a la infestación por triquinas, para la producción de trofeos de caza, a una planta técnica autorizada antes incluso de la obtención de los resultados de las pruebas de detección de la triquinosis. En todos estos casos debería haber suficientes garantías de trazabilidad.

(13) Procede, por tanto, modificar el Reglamento (CE) n o 853/2004 en consecuencia.

(14) Las medidas previstas en el presente Reglamento se ajustan al dictamen del Comité permanente de la cadena alimentaria y de sanidad animal.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

El anexo III del Reglamento (CE) n o 853/2004 queda modificado con arreglo a lo dispuesto en el anexo del presente Reglamento.

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el 18 de febrero de 2011.

Por la Comisión
El Presidente
José Manuel BARROSO

¿Desea más información?

Dirección

C.P.

Telefono

 
Calle Paz, 10
Ciudad Real
13003
627 399 872
 

Facebook

Emails

Google Maps  

 
Asiccaza
info@asiccaza.org
Ubicación en maps
 
© 2011 Asiccaza
Telefono: 627-399-872
Calle Paz 10, Ciudad Real, 13003